ES POR AHÍ, ARGENTINA, por @JuanButvilofsky

Algo que me gustó mucho, y me emocionó, durante mi cobertura de los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro fue el sentido de pertenencia del hincha argentino por su deporte. “Vinimos desde Mendoza; somos del handball”, “somos del vóley”, “somos del básquet”, me decían los compatriotas con los que conversaba entre deporte y deporte, en el BRT, que es el Metrobús local, o en cada Parque Olímpico. Y es justamente ese amor por cada deporte amateur, lo que sostiene a toda una estructura deportiva, que trasciende a la inversión estatal y a la privada, a lo orgánico, incluso al ENARD, el ente que financia al deporte de alto rendimiento local con capitales mixtos.

deporte social

El génesis del resultado final, o de una final, o de una medalla, es el padre que lleva al club a su hijo, y a los amigos de su hijo, es la mamá que cocina para todo el equipo, es el DT maestro, que orienta en cuanto al juego, el comportamiento y edifica valores que serán leyes de vida inquebrantables. Es ese marco sagrado lo que contiene a lo verdaderamente nuestro.

El deporte de base es un milagro argentino, más allá de algún avance organizativo o económico (bienvenido), es fantástico por lo celular, lo romántico, por cada chico y cada familia. Es ahí donde nacen los potenciales atletas competitivos. Es ahí donde habrá contención fraternal para los que no lleguen y elijan otros caminos, siempre cercanos a los de sus amigos. El “soy del handball, del vóley, del básquet” es el punto de partida para cada hazaña, para cada progreso y cada medalla olímpica. Es amor a primera vista, y para toda la vida.

Celebro la vida social en torno al club, al deporte, a cada niño y cada niña. Trasciende a un fin y a un resultado; es un hermoso estilo de vida. Yo “soy del deporte argentino y los deportistas”. Soy del club de barrio, del pancho y la Coca después de jugar. De los amigos para siempre que descubrimos en esa vida.

“Que no sean héroes anónimos cada cuatro años. Qué sean reconocidos y abanderados de nuestro deporte como herramienta social de cambio”, escribió en su cuenta en tuiter la remera María Laura Abalo. Cuidemos al nido donde nacen los sueños, tu club, tu deporte. Me sumo a su pedido. Es por ahí, Argentina…

@JuanButvilofsky