#NiUnaMenos, la idea de Ser, por @JuanButvilofsky

Es imposible. Es la piel del otro. De otras, en realidad. Hoy, de todas. Por eso, evitando impostar lo inviable, el hecho de manifestarme con voz de mujer desesperada, simplemente lo haré a través de la de un hombre, que es hijo, que es esposo y que es padre de una mujer. Y mi aporte va de la mano de otros aportes que he intentado hacer. Llanos, cercanos, puntuales, para que puedan ser utilizados. Otro recurso.

Es demasiado complejo el entramado sociocultural que devino en ola de femicidios masivos, crueles, aberrantes. Aunque entiendo que la raíz debe estar vinculada a la educación modo cavernícola que definía qué era y debía hacer el hombre, y qué era y debía hacer la mujer para no salirse del molde. Estereotipos que obligaban a unos a deformar personalidades y llevar a cabo acciones de género sin contemplar la individualidad ni el auto conocimiento, y otra serie de patrones inversamente proporcionales a la supuesta supremacía masculina, pero en el sexo opuesto (como si sólo existieran dos sexos…).

Pues bien, no sólo no existen dos sexos. Además, no vale ningún tipo de patrón ni mandato para ser, elegir o transformar un género. Somos individuos, multicolores, únicos, complejos. Comprenderlo, transitando paralelamente un profundo recorrido interior, para descubrir nuestro color, nuestros traumas, sus curas, nuestras elecciones libres y nuestros sueños es la llave para abrir una ventana hacia una respuesta parcial, que no devolverá vidas, que no les dará a las mujeres sin voz ni si quiera la opción de un grito, que no resolverá la masacre por arte de magia, ni mucho menos. Pero, y el pero es la llave, contribuirá a la gradual cura colectiva. Liberará de ataduras y de mandatos a los individuos. Echará por tierra y por aire estándares podridos. Persuadirá conductas celulares y colectivas. Nos liberará de tantos miedos.

Mi Ni Una Menos, hoy, es contemplación a la revolución de las mujeres de una sociedad devastada. Es admiración. Y es una idea. La idea de Ser uno, o una, de manera auténtica y esencial, para que nos comprendamos de una manera nueva, para que no nos matemos.

@JuanButvilofsky