ONCE PASOS CLAVE HACIA LA COPA, Por @JuanButvilofsky

PRIMER PASO, Romero: Hoy, más que nunca, deberá ser patrón de la cancha de arriba, una de las tantas y poderosas armas alemanas. Puños, anticipos y decisión ante cada uno de los centros.

SEGUNDO PASO, Zabaleta: Nuestro museo de recursos útiles, otra vez, deberá luchar en el cuerpo a cuerpo. Pero, por la derecha, tal vez, hoy haya callejón para acompañar a Lavezzi. 4 y 8, todo terreno.

TERCER PASO, Garay: Demichelis lo hizo indispensable al liberarlo de tensiones. Otro hombre determinante en la batalla aérea. Deberá replicar, y potenciar, lo que hizo ante Holanda, que fue perfecto.

CUARTO PASO, Demichelis: Llegó el día de la redención final, el día que siempre soñó desde aquel 4 a 0. Sabe lo que se juega; sabe cómo hacerlo…

QUINTO PASO, Rojo: Lo imagino terminando jugados por abajo, apuntando al rincón más cercano al primer palo. Asistencias, en vez de centros a dividir, para nuestros delanteros. El Mundial ya es suyo, que le sume gloria eterna.

SEXTO PASO, Mascherano: El hombre que dignifica al juego, el capitán sin cinta, el corazón de cuarenta millones de argentinos. Por él, soñamos.

SÉPTIMO PASO, Biglia: Batalla y pase filtrado. Si Alemania juega un partido promedio, y adelanta sus líneas hasta la mitad de la cancha, las diagonales de sus compañeros serán potenciales mano a mano. Hoy, lucidez.

OCTAVO PASO, Lavezzi: El tractor también deberá desdoblarse en las dos funciones, pero, particularmente, habrá terreno, de frente, para que pueda hacer daño. Al Play Boy criollo le falta un gol para el final guionado.

NOVENO PASO, Higuaín: Otro que no le teme al choque, al cuerpo al cuerpo, ni a nada, cuando pisa el área. Su eficacia debe ser perfecta de frente al arco, y es algo a lo que nos tiene acostumbrados.

DÉCIMO PASO, Messi: El día que le destino le tiene reservado para el bronce eterno. Todas las condiciones y recursos para dar el último GRAN PASO. Viento en la cola, desde nuestros pulmones, para que el Fenómeno pueda lograrlo.

DÉCIMO PRIMER PASO, Di María: Si va desde el vamos, vuele, Angelito. No hay dolor que pueda frenar al vendaval. Y además nadie sabe si el partido dará segunda oportunidad. Yo no lo reservaría. Que queme su último cartucho, volando.

ONCE pasos, nada más, y sea cual fuere el desenlace, GRACIAS, MUCHACHOS.

Por @JuanButvilofsky para @TablonArgentino