LOS HUEVOS HERMANOS, por @JuanButvilofsky

Y si dejamos de rompernos las bolas entre nosotros, señalándonos, subestimándonos, gritando como alienados? Podemos tener el mismo nivel de convicción, de pasión y de inteligencia o pensamiento crítico, pero mirándonos con respeto, concediendo ante la duda, aprendiendo del otro, sumando cuando hay coincidencia, aceptando ante el desconocimiento. Por qué entramos en la dinámica de rompernos los huevos a escala insufrible? Dale, si vivimos todos acá, cerca, y nos conocemos, y nos queremos esencialmente, y queremos que nos vaya bien, y la remamos, desde siempre, ayudándonos, como podemos. Porque el cambio es nuclear. O vos creés que vino alguien a rescatarte, o se irán los que te salvaron? Fuiste vos, laburando, capacitándote y postergando por el bien común quien te puso adonde estás. Y que gane el que elija la mayoría, y que la minoría cuestione con civismo hasta cuando votemos de nuevo. Pero no nos rompamos más los huevos entre nosotros. Seamos buenos. Podemos.

@JuanButvilofsky

MARTINICIDIO, por @JuanButvilofsky

cancha

Más allá de la insoportable polémica circular respecto de la valía del mejor futbolista argentino, que además es el mejor del mundo, en partidos definitorios (yo creo que todos son definitorios, al fin y al cabo, porque si no los ganás nunca llegarías hasta los definitorios…), lo que ayer se vio en Núñez es una idea que no se ejecutó de manera natural, que se limitó a movimientos forzados, esquemáticos, sin ningún tipo de complicidad con lo que demandaba el juego. La idea por encima de la realidad. Algo que sucedió con algunos esquemas de Bielsa, en choques icónicos. Fundamentalismo innecesario. Un solo color más allá de la gama multicolor de la paleta. Derrota táctica a escala Monumental. Y rendimientos subterráneos, imposibles de ocultar debajo de la alfombra verde de una cancha a un setenta por ciento de su capacidad, desenamorada del proyecto desde la final de la Copa América.
Ir a la nota

SEGURIDAD VIAL Y TC PARA LOS CHICOS DE 3 DE FEBRERO!

Más de 400 chicos del municipio de 3 de Febrero participaron de una jornada de educación vial. Además, el piloto de Turismo de Carretera José Nacho Savino les relató a los jóvenes las alternativas para poder seguir su camino y así llegar a ser un piloto profesional. Muchas gracias, UNTREF, por la invitación, y fundamentalmente a los chicos por el respeto y la atención. Me tocó moderar un evento de trascendencia para que nuestros chicos manejen con responsabilidad, y no lo choqué!

SOBRE PERIODISTAS HINCHAS Y FRACTURAS EXPUESTAS, por @JuanButvilofsky

Mientras leía, contestaba, escribía, me enojaba y me estremecía por los comentarios acerca de la plancha de Tevez que partió a Ham en dos pedazos perfectamente definidos, volvía sobre una idea que machaco hace tiempo, el camuflaje razonable del periodista deportivo promedio, que esconde su sentimiento indeleble, su amor incondicional por un cuadro, esa pasión inoxidable que acuna desde niño por determinado equipo. Y lo entiendo razonable, en general, porque estamos locos. He visto en cada uno de los estadios del fútbol argentino como se apunta contra una camiseta distinta para aniquilar, conceptual y físicamente, a todo lo que no esté pintado de colores parecidos. Por eso, el espíritu de este ensayo no procura señalar a quien se dice hincha de un club del ascenso, para poder laburar tranquilo. Ahora bien, si el disfraz se limita a un escudo para evitar tragedias, es admisible. Pero cuando se lo utiliza para ser verdugo de todo lo que te resulta antipático desde un altar inmaculado, el juego se desvirtúa; es trampa artera en detrimento del honesto, el que esconde o no esconde, pero argumenta desde la buena fe, aporta una idea o cuestiona por el elemental vínculo que lo conecta al juego, el más puro espíritu lúdico.
Ir a la nota

Mi segunda media maratón de Buenos Aires!

mediamedalla

22585 personas y yo celebramos este domingo una nueva fiesta deportiva, que excede a lo porteño. gente de todo el Contienen partió a las siete y media desde  Av. Figueroa Alcorta y Monroe para completar los 21 kilómetros de hermoso trazado por una Buenos Aires soleada. Mi tiempo fue de 2 horas 28 minutos, diez menos respecto de la edición 2014, la de mi debut. Feliz por eso. Feliz por todo.

Ir a la nota

EL PADRE TEVEZ, por @JuanButvilofsky

Los más destacados personajes de la historia de la humanidad tuvieron un denominador común en la génesis de sus travesías intelectuales hacia el bronce de todos los tiempos: sus padres jamás concurrían a las entregas de boletines. La evidente falta de contención de los desalmados progenitores deformó las personalidades de estos niñitos, quienes se vieron forzados a ser exageradamente más buenos, perseverantes y creativos, hasta mutar y erigirse en prohombres. Y todo esto sucedió por una sola razón: reclamaban desesperadamente por un acto de amor, contención esencial, una suave palmada en el hombro, un Guaymallén del Chino Maidana, tan solo una firma en el boletín, el postre con dulce de leche antes de ir a la cama.
Ir a la nota

UN DÍA PEÑA ME EXPLICÓ LA VIDA.

Un mañana, Peña me explicó la vida. Para el desayuno, Fernando había pedido una botella de vino blanco. Yo, un tostado de crudo, queso y tomate, un café con leche mitad y mitad y un cuadradito de chocotorta. Hablábamos pavadas, como casi siempre; se reí conmigo, de mí, por alguna torpeza puntual, y proyectaba viajes, obras, hombres. Porque Peña proyectó hasta su último suspiro. No se quería morir, ni era auto destructivo; se anestesiada, seguido, porque le dolían algunas partes de la vida, la suya y la de todos. Porque Peña, sabio en estado de shock, en clave punk, entendía todo, incluso lo que no entendía… Scott estaba sentado en la mesa contigua, con la cabeza adentro de su notebook, armándole otra obra a Faroni. Y yo con el Olé, y Fernando con su teléfono… Eran así nuestras mañanas después del programa. Cambiábamos al mundo desde una mesita al lado de una ventana.
Ir a la nota